La calidad de la educación sí ha disminuido, señora Nogales

Afirma la Consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, Trinidad Nogales, que “la calidad de la educación no ha disminuido”, y basa tal afirmación en argumentos tan deslumbrantes como que “hay mas plurilingüismo en las aulas y mas tecnologías de la información”.

Nadie pone en duda los conocimientos en arqueología de la señora Nogales, pero sus capacidades para gestionar una consejería (la que sea) no llegan al nivel mas elemental, ya que al parecer ignora que la calidad de un sistema no viene determinado por la mayor de sus vitudes, sino que está limitado por el peor de sus defectos. Y la mas que dudosa mejoría en plurilingüismo y tecnologías de la información no va a compensar los tremendos golpes dados al sistema educativo extremeño, de igual forma que la calidad de la orquesta no mejoró la resistencia del Titanic frente a los icebergs.

Comencemos por aquello de los que la señora Nogales no quiere hablar: la supresión de las ayudas al transporte escolar en bachillerato y formación profesional. Al parecer bachillerato y FP ya no forman parte del concepto de “excelencia” que algunos dirigentes del Partido Popular defienden como objetivo educativo. Quizá no hayan tenido en cuenta (o quizá no les importe) que sin bachillerato ni FP es difícil llegar a la universidad, y que la Universidad de Extremadura, a partir de 2014, eliminará los planes de estudios en los que la matrícula descienda por debajo de los 30 alumnos. Los padres de los alumnos afectados han intentado buscar sus propias soluciones al problema del transporte, pero se han encontrado con el bloqueo burocrático ejercido por la Consejería de Educación, llegándose incluso a la paralización de autobuses por parte de la Guardia Civil.

Llama la atención el hecho de que, a pesar de que se suprimen las ayudas al transporte para alumnos de FP, la señora Nogales presume de “apoyar la Formación Profesional”, y como prueba cita la puesta en marcha de la “formación profesional dual”, considerada un “itinerario basura” por sindicatos y estudiantes.

Continuemos con lo que sí dice la señora Nogales: “la ratio profesor-alumno no ha aumentado en los centros”. La señora Nogales podrá decir lo que le parezca, pero si no ha aumentado ese ratio ¿Cómo se explica que haya aumentado el número de horas lectivas a los docentes extremeños? El tradicional discurso del Partido Popular a propósito de las horas lectivas afirma que los docentes son unos vagos y que se les puede exigir que trabajen un poco mas, pero la realidad es que los docentes extremeños ya están saturados de trabajo y que este incremento en sus horas lectivas afecta negativamente a la atención que pueden prestar al alumnado. La Consejería de Educación, no obstante, ha encontrado una solución al problema: pedir a los profesores jubilados que vuelvan a impartir clases (sin pagarles la seguridad social, por supuesto).

Los alumnos no solo tienen este curso un profesorado saturado de horas de trabajo y que, en consecuencia, no podrá darles la atención adecuada. Se enfrentan, también, a la supresión arbitraria y sin previo aviso de programas de refuerzo educativo como el PROA.

Mientras tanto, también de forma arbitraria y sin previo aviso, el Gobierno de Extremadura improvisa una especie de curso de formación para adultos cuya principal motivación es el pago por asistencia, estableciendo un agravio comparativo con los alumnos de la ESO y de la ESPA (Enseñanza Secundaria Para Adultos), que no tardó en ganarse el rechazo de los profesionales de la enseñanza de adultos.

Saca pecho la señora Nogales afirmando que se van a renovar las “aulas informáticas obsoletas”. Dichas “aulas informáticas obsoletas” consisten en una dotación de portátiles (uno por cada alumno de la ESO en todas y cada una de las aulas de ESO de Extremadura) conectados a Internet y equipados son las últimas versiones del sistema operativo LinEx, una distribución GNU/Linux especialmente creada para educación y que, efectivamente, corre peligro de quedar obsoleta desde que el Gobierno de Extremadura la abandonó a su suerte. Ahora, en el enésimo cambio tecnológico de las aulas, se están destinando fondos públicos (esos que no había para otras cosas, como por ejemplo pagar a profesores o financiar el PROA) a la adquisición e instalación de pizarras digitales en esas “aulas informáticas obsoletas”. El presupuesto de las pizarras digitales es de dos millones de euros, mas o menos la tercera parte de lo que la Consejería se ha ahorrado suprimiendo los autobuses para los alumnos de bachillerato y FP.

Y a todo esto habría que sumar las agresiones procedentes no de la Consejería, sino del propio Ministerio de Educación. Obviamente la señora Nogales no tiene competencias en dicho Ministerio, pero es en parte responsable de sus decisiones por el apoyo político que presta a través de su militancia en el Partido Popular.

Piratas de Extremadura

30 de diciembre de 2012

Article Global Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Eli Pets

This entry was posted in Educación. Bookmark the permalink.

One Response to La calidad de la educación sí ha disminuido, señora Nogales

  1. Pingback: Día de Extremadura 2013: nada que celebrar | Piratas de Extremadura

Comments are closed.